El Zorro

En 1820 llega a Los Ángeles, ciudad de la California española, don Diego de la Vega (Guy Williams), hijo de don Alejandro de la Vega, que ha pasado los últimos años estudiando en una universidad de España, donde ha conocido a Bernardo (Gene Sheldon), su fiel amigo y sirviente mudo. Al enterarse del opresivo destino de Los Ángeles, decide arribar de incógnito, arrojando por la borda todos sus trofeos de esgrima para aparentar ser un hombre dedicado a los buenos libros, la poesía y la música. En cuanto a Bernardo, se hará pasar por sordomudo, lo que le permitirá ser los oídos de don Diego en momentos y lugares insospechados.

Cuando don Diego ve cómo el pueblo está siendo tratado por el actual comandante del cuartel de Los Ángeles (el capitán Monasterio), los altos impuestos de su excelencia el magistrado, y demás injusticias que se cometen, decide actuar. Pero, para no desencajar con su nueva personalidad de joven literato, lo único que puede hacer es escribir una carta al gobernador de España que está en Monterrey, pero su padre le informa que el correo está intervenido.

Rabioso por no poder hacer algo, y porque su padre ahora cree que él es un cobarde, va a pelear. El único problema es que “si actúo abiertamente, como lo quiere mi padre, sólo lo estaré poniendo en riesgo a él” entonces le dice a Bernardo “Si no puedes vestir la piel de león, entonces viste la del zorro. Pues bien, de ahora en adelante seré ¡El Zorro!” , tomando una espada con la que marca una Z, consigna que lo caracterizará por el resto de la serie.

Desde entonces se enfrenta al capitán Monasterio y a cualquier injusticia, con su antifaz, su capa negra, y su espada, siempre logrando escapar montado en su fiel caballo negro, Tornado, en las ocasiones en que está en Monterrey, en Fantasma, un corcel blanco más rápido aún que tornado y en algunos otros casos aislados en Doncella, un yegua de carreras.

Capítulo 1

Deja un comentario