Abducidos

Aníbal y Aparicio han abandonado EL CASO y son ahora reporteros en un programa de TVE en el que son relegados a los temas más insustanciales. Pero su ambición, como ya sucediera en El Caso, es demostrar al mundo, y a la directora del programa, Irene, que los ovnis existen. Con mucho esfuerzo, logran avistar un platillo volante y consiguen grabarlo. De vuelta a la redacción, la película queda misteriosamente velada.

Sin embargo, hartos del desprecio de Irene en lugar de reconocer su fracaso, con la ayuda de Lola la decoradora, deciden reconstruir lo que su cámara no pudo revelar. Lo que no esperan es que el montaje tenga tanta repercusión que les encargarán su propia sección en el programa. Una sección para la que harán montajes cada vez más sofisticados. Su engaño estará a punto de ser descubierto en numerosas ocasiones, hasta que un hecho mucho más grande de lo que podrían imaginar les obligará a tomar una decisión.

Capítulo 1 – Un OVNI de cartón

Aníbal y Aparicio, que ahora trabajan en un aburrido programa de TVE, desafían a su directora, Irene, y se marchan a grabar a un OVNI. Contra todo pronóstico lo consiguen: por fin han conseguido documentar en una filmación que existe vida extraterrestre. Pero, de pronto, las cosas se complican.

Capítulo 2 – Casi famosos

El vídeo falseado se emite y… se convierte en un bombazo. Tanto que el director general de TVE decide recortar el programa de Irene y dar una sección propia a Aníbal y Aparicio. El problema es que sólo uno ellos puede presentarlo. Los inseparables amigos competirán para ponerse delante de las cámaras.

Capítulo 3 – Tres fracasos y medio

Como Aníbal se opone a volver a hacer montajes, su sección en el programa resulta cada vez menos interesante e incluso, a veces, ridícula. El director general amenaza con cancelarla si no consiguen algo espectacular. Un soplo de Leticia, secretaria de redacción, les llevará a una supuesta casa encanta.

Capítulo 4 – Un buen susto

Los montajes de Aníbal, Aparicio y Lola se suceden, cada vez con más éxito. Pese a que habían acordado destruir todas las pruebas, Lola, orgullosa de sus obras, se ha guardado algunas. Irene sospecha que todo es una patraña y tratará de desenmascararlos. El futuro de los tres pende de un hilo.

Capítulo 5 – La vidente

El padre de Aníbal, un severo militar retirado, viene a ver el programa de su hijo. Don Alfonso de Vicente es muy crítico con su hijo, al que siempre compara con su hermano, fallecido heroicamente la guerra de África. Sin embargo, la invitada del programa, una modesta vidente, descubre que la historia del hermano de Aníbal no es tan modélica como él creía.

Deja un comentario